Invitados

Soy Emilia

Desde que salió a los escenarios en 2015, siempre acompañada de sus bajos Gibson Les Paul Junior o ES-335, los seguidores de la música alternativa en Latinoamérica, Europa y Estados Unidos han estado atentos a la propuesta de esta bogotana de 30 años que se hace llamar Emilia o, mejor dicho, Soy Emilia.

 Tres EP, un disco de estudio y otro a punto de salir es el resultado de un trabajo ininterrumpido que la ha llevado a importantes tarimas como Rock al Parque, Estéreo Picnic, Soma, Lollapalooza Chile, LAMC (Nueva York) y más recientemente Glastonbury (Inglaterra), esta última aún pendiente por la pandemia.
Pero ni el encierro la ha podido detener, al contrario, ha aprovechado estos meses de encierro e inactividad musical en vivo para trabajar en nueva música y hacer videos por su cuenta. Ahora Soy Emilia nos presenta un cover de “Putita”, de Babasónicos, que hace parte de su más reciente EP Expuesta.

¿Cómo ha sido el proceso de trabajo de Soy Emilia durante este tiempo en cuarentena?

Arranqué en febrero de 2020 con un montón de planes pero para marzo empecé a reestructurar todo y pasarme a lo digital. El plan original era trabajar en mi segundo disco y haber lanzado antes el EP que estoy promocionando ahora, de donde sale mi versión de “Putita”, pero a raíz de la pandemia los procesos se demoraron un poco y decidí lanzar un EP distinto, con colaboraciones de varios amigos de Latinoamérica en el que cada uno hiciera su propia versión de una de las canciones de Emilia con los recursos que tenía en su casa, así salió Hecho en casa.

Háblanos de Expuesta

Le puse así porque siento que estoy sobre exponiendo sentimientos que no había explorado en mi primer disco, Reconstrucción. Comenzó a salir en noviembre del año pasado, con una canción mía que se llama “Hasta el fin”; ahora se viene “Putita”, un cover de una banda que ha marcado mucho mi camino en la música: Babasónicos. En febrero haré la entrega final con otras dos canciones, un tema acústico y otro nuevo que se llama “Estar bien”.

¿Por qué “Putita”?

Es una canción icónica con la que crecí en mi adolescencia y desde que salió me la sé. También me interesaban tocar “Curtis” u otras canciones de ese álbum [Infame], pero quería tener algo que el público que no me conoce pudiera cantar
conmigo, por eso la escogí. Es una gran canción de la movida alternativa latinoamericana.

¿Cómo fue la grabación del video?

Todos los videos del EP los estoy haciendo con una misma línea. En “Hasta el fin” incluí imágenes de cuando era chiquita y con mi familia, también grabé unas tomas en mi casa inspiradas en el video de “Changes”, de Charles Bradley. Con “Putita” estaba buscando lo mismo, exponer esa intimidad que hay en un cuarto y todo lo que haces en el día, por lo que lo grabé con una Canon Rebel T7I completamente en mi cuarto, con los elementos que tenía en mi casa y basándome en un video de Little Jesus, “Lo que necesitas es amor”. Además, siempre me ha gustado cómo entra la luz por la tarde en mi habitación.

Nos llamó la atención que a lo largo del video se ve uno de nuestros libros, Pánico, de Ana María López, ¿qué te pareció?

Lo incluí porque estéticamente la portada iba muy bien con el video. Me gustó mucho porque, aunque no soy yo directamente, sí siento que hay un montón de personas en estas generaciones que se sienten muy identificadas con él: los logros, las metas, las redes sociales, dónde estás y dónde deberías estar, todo ese tipo de cosas le generan a uno ansiedad. Me gusta cómo todo se va resolviendo, porque al final resulta siendo algo muy real, con un proceso de unos seis meses de trabajo constante y el apoyo de la familia. Es una realidad que muchos viven pero muy pocos deciden afrontar, por eso me pareció un gran libro, muy valioso.

¿Algún otro libro de Rey Naranjo que te haya llamado la atención?

Justo ahora acabo de empezar Un vaso de agua bajo mi cama, de Daisy Hernández, y no puedo hablar mucho de él todavía, pero lo poco que llevo me ha gustado.

¿Qué nos puedes adelantar de tu próximo disco?

El disco se llamará Agridulce, lo grabé durante la cuarentena y comenzaré a promocionarlo a partir de abril. Lo llamé así por ese sinsabor general de la vida en todas las situaciones, ya que algo bueno siempre traerá en contraprestación algo malo. En esta ocasión trabajé con dos productores, el chileno Pablo Stipicic y Julián Salazar, de Mitú, quien de hecho tocó algunas partes de guitarra en “Putita”. Su sonido es bastante indie bailable, como he decidido llamarlo, y es más contundente, pensado más para una banda en vivo.

¿Qué otros planes tiene Soy Emilia en 2021?

Uno puede ir planeando muchas cosas pero ahora es complicado. Sé que este año, probablemente en marzo, saldrá una película en la que hice música y actué, No, porque me enamoro, que iba a salir el año pasado pero se ha estado posponiendo. En ella aparecen dos canciones de mi primer disco y también un cover que hice de “Heartbeats”, de The Knife. Respecto a los conciertos, quería hacer planes pero ahora nadie se está arriesgando; el año pasado iba a estar en el Estéreo Picnic, entonces espero que si este año lo hacen me tengan presente. Todo puede cambiar.

Si quieres leer Pánico, puedes conseguirlo aquí.